Obras que inspiran: Vivian Maier

En el año 2007 un tal John Maloof, buscando material para escribir un libro de historia, compro por 380 dólares un archivo fotográfico que la casa de subastas había puesto a la venta al dejar de pagarse el alquiler del guardamuebles donde estas se encontraban. John encontró inútil el material para su trabajo, pero colgó algunas fotografías en un blog. Fue entonces cuando un historiador llamado Allan Sekula contactó con él para informarse sobre el material e informó a John del valor histórico y fotográfico del trabajo de Vivian. Fue entonces cuando Mallof decidió comenzar a investigar sobre la vida de esta mujer, una sencilla y discreta niñera que tenía la "manía" de ir siempre acompañada de una cámara Rolleiflex con la que fotografiaba todo aquello que veía.